Las cámaras estaban mas que escondidas y ocultas en los soportes, enchufes, en el televisor o en cualquier lugar poco visible. Con estas cámaras se ha llegado a espiar mas de dos mil habitantes en las habitaciones de muchos de los hoteles de Corea del Sur.

Se trata de uno de los últimos escándalos de la llamada comúnmente como “Epidemia” de las cámaras ocultas que se han llegado a encontrar en el gran país asiático, sin duda es un grave y muy peligroso problema que ha generado muchísimas protestas ciudadanas en los últimos años en este país.

A pesar de que divulgar contenido sensible es algo ilegal en Corea del sur, tomar fotografías y vídeos sin el consentimiento de la persona son casos que se comparten amplia mente y circulan por todo el Internet.

Estas mismas cámaras ocultas han grabado y graban a mujeres, incluso a hombres quitándose sus prendas, yendo al baño o haciendo actividades como ir al gimnasio o en piscinas, probándose ropa en las tiendas o en hoteles de una noche. “Estos mismos vídeos y fotografías que son tomadas terminan publicados en una pagina de contenido sensible en Internet.” Explicaba la corresponsal Laura Bicker en un análisis hecho recientemente sobre este asunto.

En el caso particular de los hoteles o también los llamados hoteles de una noche, las autoridades han detenido a un par de hombres por supuesta mente lograr conseguir grabar secretamente a mas de mil seiscientos huéspedes de estos mismos hoteles y vender los vídeos y fotografías tomados vía Internet, e incluso un par de personas mas que podrían estar vinculados también están siendo investigadas.

Los acusados de cometer estos actos presuntamente han ganado aproximadamente unos US$8.000 y si son declarados culpables ante las autoridades podran enfrentar a un juez e ir a prision durante unos 12 años o mas y una multa muy grande de casi unos US$30.000.

Los responsables de dichos actos han utilizado cámaras diminutas con lentes muy pequeños de un milímetro para evitar que de alguna u otra manera fueran descubiertas.

Estas mini-cámaras fueron instaladas en el pasado mes de mayo en habitaciones de unos 40 hoteles de distintas ciudades de este país ha precisado la policía a la prensa. Meses mas tarde los responsables crearon su sitio web ofreciendo a los invitados e usuarios de el sitio web ver vídeos en vivo de lo que estaba ocurriendo en las habitaciones de dichos hoteles a tiempo real, ha contado la agencia surcoreana Yonhap.

La policía ha logrado asegurar que estas personas ganaron mucho dinero a través de un aproximado de 100 suscriptores en su sitio web.

publicidad